La lista de bodas es la mejor manera de evitar los clásicos problemas con los regalos. Y es que encontrarse con 5 juegos de café, un jarrón que no encaja con la decoración de la casa o algo que es evidente que no se va a utilizar nunca hace que nos podamos sentir algo incómodos. Sobre todo porque nos vemos obligados a poner una sonrisa y dar las gracias para no quedar mal.
Una lista de bodas garantiza que los invitados van a acertar con el regalo, ya que en ella solo se incluye aquello que los novios van a utilizar y les gusta. Además, mucha gente agradece que le den opciones para no estar dando vueltas a qué regalar. ¿Cómo hacer una buena lista de bodas?

Consejos lista bodas

Hazlo con tiempo

Teniendo en cuenta que las invitaciones se tienen que enviar por lo menos son un par de meses de antelación, la lista de bodas deberá estar terminada antes de entregar las primeras. Así que hay que empezar a crear la lista de regalos por lo menos 3 o 4 meses antes. Así se pueden hacer cambios si es necesario y los invitados podrán ver qué regalar en cuanto reciban la invitación.

Que sea lo más variada posible

El perfil de gustos y situación de los invitados siempre es muy variado. Y la lista de bodas tiene que ser igual, para adaptarse a qué cosas quiere y puede permitirse cada uno sin sentirse mal. Quizás incluir en ella accesorios y repuestos de Balay para reparar los electrodomésticos parezca fuera de lugar. Pero algún invitado seguro que se siente bien pudiendo hacer este regalo.
Otros quizás prefieran colaborar en el viaje de novios en vez de hacer un regalo físico, por lo que variar las opciones siempre será un acierto.

Precios para todos

Algo en lo que también hay que pensar es en el bolsillo de los invitados. Algunos podrán comprar el mueble del comedor, mientras que otros tendrán un presupuesto bastante más modesto. Por eso hay que pensar en la posibilidad de incluir cosas más asequibles, como una lámpara. En pilight.es puedes encontrar muchas ideas.

Deja espacio para el DIY

Los objetos hechos a mano son regalos muy originales. ¿Por qué no incluir algunos en la lista de bodas? Seguro que algún invitado tiene talento para hacer algo genial, como una trampa para mosquitos que se puede colocar en el jardín (aquí puedes ver información al respecto) o una estantería con material reciclado. Lo único que tienes que hacer es indicar detalles como estilo y color.

Cuando hayas terminado, revísala

Una vez que está completa la lista de bodas, repasa uno por uno los regalos que has escogido para asegurarte de que no hay nada de más ni de menos. Si te das cuenta de que has puesto dos aspiradoras sin cable y no lo has hecho a propósito, corrige el error y listo. No está de más que lo revises un par de veces, porque puede que de un solo vistazo haya algo que se escape.

No cierres la lista el día de la boda

Algunos invitados esperan hasta el último momento para escoger su regalo, e incluso puede que haya quien se retrase un poco más. Si cierras la lista el día de la boda, es posible que alguien se quede sin poder regalar nada. Por eso, deja la lista abierta hasta que volváis de la luna de miel y ciérrala después. Al fin y al cabo, hasta que no termine el viaje de novios no vas a utilizar nada de lo que os han regalado.
Esperamos que estas ideas sean útiles para conseguir la lista de bodas perfecta.