No cabe ninguna duda de que una de las tareas más importantes al organizar una boda y de las que nos llevan más tiempo es elegir el lugar donde se va a celebrar la boda, que en muchas ocasiones es la misma que donde va a tener lugar el banquete. Os parecerá increíble, pero hoy en día hay muchísimas fincas y establecimientos que ofertan sus instalaciones y servicios para boda y no tienen licencia, como lo leéis: son fincas ilegales. Hoy ns gustaría alertaros de los peligros que supone celebrar una boda en un lugar que no cumpla con todos los requisitos legales.

Fincas boda ilegales

¿Cómo saber si es una finca ilegal?

Lo primero que tenéis que hacer para saber si una finca es ilegal, es decir, que no tienen licencia para albergar este tipo de eventos porque no cumple todos los requisitos, es consultarlo en la plataforma FEIDE. Las siglas FEIDE significan “Fincas y Espacios Ilegales De Eventos” y nos alertan de este tipo de establecimientos. En sus palabras, su objetivo es “denunciar lugares y fincas para bodas en Madrid que no cumplan con los mínimos exigidos a nivel de licencias y permisos municipales, para celebrar bodas y eventos similares” y en ella participan la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración (AMER) y la Asociación Empresarial y Hotelera de Madrid (AEHM). Gracias a su labor, hay una lista de fincas de bodas con orden de cese de actividad que podéis consultar. Según esta noticia, solo en la Comunidad de Madrid, se estima que hay unas 40 fincas que se anuncian para celebrar una boda que son ilegales, así que imaginad que en el resto de comunidades ocurre lo mismo.

¿Cómo asegurarse de que la finca es legal?

Lo primero que tenéis que hacer cuando lleguéis a visitar el lugar, es pedir a los dueños o encargados de la finca que os muestren la licencia del Ayuntamiento para celebrar bodas. En el caso de que no os lo faciliten u os pongan pegas, tenéis que dirigíos al Ayuntamiento de la localidad y preguntar si esa finca tienen licencia para celebraciones como una boda. Si os dicen que son actividades privadas o inmobiliarias, tenéis que desconfiar. Os tienen que asegurar que tienen licencia hostelera. También podéis poneros en contacto con la asociación de consumidores o llamar a FEIDE.

Peligros de celebrar una boda en una finca ilegal

Nadie quiere poner en peligro a sus invitados y que su boda acabe mal, por eso os vamos a detallar los peligros de celebrar una boda en una finca ilegal para que los tengáis en cuenta:

Falta de higiene

Para evitar intoxicaciones alimenticias y problemas derivados de la falta de higiene en las instalaciones, hay que asegurarse de que las  instalaciones cumplen con los parámetros de higiene y seguridad alimentaria exigidos por la normativa comunitaria y nacional.

Seguridad antiincendios pobre o nula

Este es un aspecto muy importante que suele pasar desapercibido. Es esencial que las condiciones antiincendios, de evacuación, accesos, salidas de emergencia, instalación de gas y electricidad estén controladas y cumplan los estándares de seguridad para evitar desgracias.

Malas condiciones laborales de los empleados

Es posible que, al no tener licencia hotelera, las condiciones laborales de los empleados de la finca no sean legales, así que no está de más asegurarse de que los empleados tengan la formación necesaria, se les pague según el convenio hostelero y estén protegidos ante la ley laboral.

Maltrato del medio ambiente

Esto también es muy importante, ya que muchas de estas fincas están situadas en zonas rústicas con suelos protegidos y son incompatibles medioambientalmente con las aglomeraciones de los banquetes, que provocan contaminación acústica, lumínica y más. Del mismo modo, hay que asegurarse que la gestión de residuos cumpla la normativa para no dañar estos parajes.

 

Esperamos que este aviso os ponga en alerta y os aseguréis bien de que la finca que escojáis para celebrar vuestra boda sea legal y cumpla todas las normativas de hostelería para que la celebración se desarrolle con total seguridad y sólo os tengáis que preocupar de pasarlo bien.