Elegir el lugar en donde se va a celebrar el enlace, tanto la ceremonia, como el convite y la fiesta, es una de las partes más importantes de la organización de una boda. Sin ningún tipo de duda, es esencial escoger un espacio, ya sea una casa, un edificio o una finca, en donde os sintáis a gusto y en donde sintáis que es un lugar que os representa, ya sea por el estilo arquitectónico o decorativa o por las por las actividades que normalmente se llevan a cabo en ese emplazamiento, por ejemplo, una bodega o un pazo. A continuación, ayudados por el estudio de arquitectura Inma Lloret Scoda, os vamos a ofrecer una lista de casas, edificios y fincas sorprendentes en donde celebrar una boda y que el propio lugar sea uno de los protagonistas.

En un castillo

Si sois de los que queréis una boda de ensueño, una boda de príncipes y princesas, ¿qué os paree la idea de casaros en un castillo?

Castillo Seguras Cáceres celebrar boda

La verdad anabolen injecteren es que suena y es impresionante. En España hay muchísimos castillos y, si echáis un vistazo a cualquier web de organización de bodas, podréis ver que hay cantidad de castillos en los que poder celebrar una boda, como el Castillo de Puente del Congosto en Salamanca, el Castillo de las Seguras en Cáceres; el Castell de Peralada en Girona; el Castillo de Santiago en Cádiz y muchísimos más.

Castillo Puente Congosto celebrar boda

En un palacio

El siguiente lugar más sorprendente para casarse y que sea una boda de película, incluso de película de época, es un palacio y tenemos suerte, ya que en España hay muchísimos, de varias épocas, siglos y estilos en donde casarse.

Palacio de la Vega Navarra

Por ejemplo, está la opción del Palacio de la Vega, en Navarra, que data del siglo XIX y es de estilo neogótico. Otro espacio increíble es el Palacio de Villabona en Asturias, del siglo XV y de estilo barroco asturiano, con unos jardines románticos muy cuidados.

En Galicia hay cientos de pazos y, en muchos de ellos, se celebran este tipo de eventos. Hemos escogido el Pazo de Faramello, en Santiago, ya que creemos que es uno de los más bellos, con un conjunto arquitectónico de más de tres siglos, lleno de historia, encanto y con un entorno natural increíble.

Pazo Faramellos Santiago celebrar boda

En unas bodegas

Si vivís en una zona de producción vinícola y realmente amáis el vino en todas sus variantes, colores y sabores, celebrar la boda en una bodega rodeada de viñedos puede ser una idea original y muy bonita. En Catalunya hay muchísimas, especialmente en la zona del Penedès. ¿Os imagináis casaros en las famosas cavas de Freixenet o de Codorniu?Cavas Freixenet celebrar boda Pues podéis. Las bodegas de Freixenet son un lugar muy singular con un estilo modernista.Las cavas Codorniu son realmente preciosas, también de estilo modernista, incluso con un salón diseñado por el famoso arquitecto Puig i Cadafalch, espacio declarado como Monumento Nacional.

Cavas Codorniu celebrar boda

Por supuesto, en La Rioja, en Navarra y en Cádiz también encontraréis muchas bodegas en donde poderos casar.

En una hacienda andaluza

Hacienda, cortijo, finca… como queráis llamarlo. Queremos acabar esta selección de espacios sorprendentes en donde celebrar una boda proponiéndoos una hacienda andaluza con todo el sabor de Andalucía. Por ejemplo, una buena opción es la Hacienda de la Andrada, en Sevilla, una antigua casa de labor y con más de 300 años de antigüedad, rodeada de olivos.

Hacienda la Andrada celebrar boda

Otro lugar que nos gusta mucho es el Señorío de Lepanto, también conocido como «La Herradura» en Málaga, un cortijo del siglo XIX con todo el señorío del mundo y que, además, tiene una capilla por si queréis una boda religiosa.

Hacienda la Herradura celebrar boda

Castillo, palacio, bodega, cortijo… vosotros elegís el tipo de edificio emblemático que más se adecua a vuestro estilo de boda soñada. Si sois más urbanitas, en los centros de las ciudades históricas, como Barcelona, también podéis encontrar edificios singulares, como el The Glassroom, que ofrecen historia, estilo modernista y sin moveros del centro. ¿Con cuál os quedáis? ¡Esperamos vuestros comentarios!